La historia de The 4-Skins

Aprovechando la información traducida para el podcast #73 de Radio Condenado que estuvo dedicado a la banda The 4-Skins voy a escribir este artículo sobre la banda londinense, aunque añadiré algunas otras informaciones y datos que finalmente no fueron incluidas en la versión podcast. Principalmente este artículo con la historia de The 4-Skins entre 1979 está basado en los capítulos dedicados a su figura en los libros Burning Britain de Ian Glasper y Here Comes The New Punk, además de algunos otros artículos aparecidos en la prensa británica de la época y posteriores.

Artículo con la biografía de The 4-Skins por Condenado Fanzine (publicado en mayo de 2021)
Artículo con la biografía de The 4-Skins por Condenado Fanzine (publicado en mayo de 2021)

Los inicios de The 4-Skins están íntimamente ligados a Cockney Rejects. The 4-Skins se forman en el este de Londres en agosto de 1979, inicialmente como una banda sin pretensiones que integraba a cuatro skinheads que eran colegas. “Sin embargo, su nombre había sido utilizado por primera vez para un grupo de apoyo en directo de los Cockney Rejects, cuando el guitarrista Mickey Geggus y el roadie Steve ‘H’ Harmer inventaron su propia banda de apoyo poniéndoles bolsas de papel en la cabeza y nombrándola 4-Skins. A partir de entonces, H tomó el nombre y lo usó“, explican en Here Comes The New Punk.

La formación original prácticamente estaba formada por los roadies de los Rejects salvo Binnsy y Wellsy. La primera formación que se difundió de la banda estaba compuesta por Gary Hodges como vocalista; Hoxton‘ Tom McCourt a la guitarra, ‘H‘ como bajista y Gary Hitchcock como “mánager“. Una vez que se dieron cuenta que era mucho más necesario una persona que tocase la batería en lugar de un mánager, Hitchcock tomó ese papel aunque de forma temporal. Una formación todavía más temprana que ésta estuvo compuesta por ‘H‘ y Hodges junto a Kenny y Mid Kent, obteniendo una primera mención en la revista Sounds del 25 de agosto de 1979: “Nos llegan noticias de otra banda skinhead formada en East London por famosos seguidores hammers (N. del A.: seguidores del West Ham United) como Hodges o Mid Kent, quienes han tomado el nombre de the Four Skins y su debut en el Bridge House con Cockney Rejects será pronto“.

Sin embargo, ese concierto con los Rejects no iba a ser hasta el verano del ’80, The Damned completaban el cartel de aquel que se reconoce como el primer concierto propiamente dicho de The 4-Skins, durante el año que transcurrió desde sus inicios hasta el ‘debut‘ en el Bridge House el grupo estuvo terminando de definir su formación, componer sus primeras canciones y realizar algunas actuaciones poco menos que espontáneas como apertura para conciertos de bandas de colegas como Untamed Youth o Barney & The Rubbles que se celebraron en pubs como The Hartley, The Standard o The Crown, todos ellos ubicados por el este y sudeste de Londres. “Quedamos un día entre semana en el pub Wellington y reservamos una hora en los estudios Alaska, que estaban a la vuelta de la esquina. Sin instrumentos, tan sólo unas cervezas, y si recuerdo correctamente, Hodges escribió las letras de “Chaos” y “A.C.A.B.”. El nombre era tan claro como que todos nosotros éramos o habíamos sido skinheads desde 1977 o 1978. De hecho me uní a la banda de forma temporal“, explicó ‘Hoxton‘ Tom McCourt en las páginas de Burning Britain.

Gary Hodges había sido skinhead desde 1977, cuando se dice que en la ciudad de Londres no había ni una treintena de ellos y muchos de ellos ni se conocían, no había ninguna sensación de comunidad pero todo iba a cambiar con el revival skin de finales de los 70s que llegó tras la explosión del punk. El único miembro de The 4-Skins que permaneció en la banda en el periodo entre 1979 y 1984, ‘Hoxton‘ Tom McCourt comenzó su andadura en la escena como punk. “Entré en el punk en 1976. A pesar de que vivía en Hoxton (N. del A.: municipo de Hackney, en el Gran Londres) iba al colegio en Camden y uno de mis compañeros me preguntó si le quería acompañar a un concierto. Fui… y así empezó todo. Fue un tiempo excitante, salías y veías a The Clash, Sex Pistols, The Damned y The Buzzcocks en pequeños pubs y clubes por toda la ciudad. También era peligroso, podías ser el entretenimiento de cualquiera. Siempre había algo de peligro en el punk, pero fueron las peleas en King’s Road contra los Teds lo que me hizo despertar. Si miras la portada de “Clash City Rockers” de The Clash, allí aparecen los principales organizadores del punk, yo estoy allí, en mitad de la foto, aunque una oreja tapa la mayor parte de mi cara, pero puedes reconocer mis cejas, y mi viejo amigo John O’Connor está a mi lado“, explica HoxtonTom en Burning Britain. En este periodo de llegada al punk entre 1976 y 1977, ‘Hoxton‘ Tom también tocó el bajo en Barney & The Rubbles.

ARTÍCULO RECOMENDADO: Teds vs Punks, batalla generacional en King’s Road

Pincha en la imagen para leer el artículo ‘Teds vs Punks’

A finales de 1977, ‘Hoxton‘ Tom adoptó la estética skinhead, en gran medida también por el desencanto ante la deriva que había tomado el punk cuando se convirtió en fenónemo de masas. “Ya estaba metido en The Jam, y Sham 69 y Menace (N. del A.: también fue roadie de Menace) llenaron el vacío en términos de música en vivo. La decisión fue simple, pasar de algo que había disfrutado a ser diferente y más elegante“, explica en Burning Britain. “Fue como una conversión ‘damasquiana’, ser diferente y elegante. Todos los que se metieron en ello fueron a buscar el look adecuado, visitando a todos los viejos sastres y tiendas de excedentes del ejército. El corte de pelo fue el número 2. En el pub y en los conciertos hablabas con extraños porque eras skinheads. La política no entró en eso hasta un poco más tarde, e incluso el fútbol se dejaba a un lado … ¡a veces! Nos sentimos como una continuación de los skinheads originales con la energía que el punk había traído“, recoge Here Comes The New Punk. Los primeros referentes skinhead de ‘Hoxton‘ Tom fueron sus tíos y primos que fueron skinheads en 1969 y 1970, de hecho se cuenta que entre las cosas de un tío que se había ido de casa encontró unas cuantas camisas Ben Sherman, un par de sta prest y viejos singles

Brick Lane, en Tower Hamlets, East End, era un lugar de encuentro popular los domingos, los skinheads de áreas como Becontree, Archway y Kilburn se llevaban bien y compartían un vínculo común como skins. Entre 1976 y 1977 el número de skins en Londres era muy reducido, cuentan que por debajo de los 30 con algunos míticos como Terry Madden, de Camden, y Mickey Joyce (Binnsy), de Arsenal. Esto fue un par de años antes de que los punks comenzaran a meterse en en la subcultura skinhead por el impacto que causaba y por el rechazo que provocaba la comercialización del punk como os explicamos en el artículo Skinheads Rule OK. “No importaba de dónde venías si tu eras un skin, daba igual, las gradas, el fútbol y la política no eran importantes. Quedábamos en Brick Lane los domingos y salíamos a tomar unas cervezas. Pero la política comenzó a entrar“, declara en Burning Britain.

El movimiento skinhead tuvo un importante revival a finales de los 70s y principios de los 80s, su popularización provocó un nuevo giro estético de ‘Hoxton‘ Tom que se convirtió en uno de los precursores en la recuperación del estilo suedehead. “Suena elitista, lo sé, pero según se iba haciendo más popular comenzó a ir cuesta abajo para muchos de nosotros. Al igual que los mohicanos y la mendicidad lo hicieron con el punk (nadie se hacía un mohicano en 1976), los esnifadores de pegamento y los idiotas lo hicieron con la escena skin. Algunos de nosotros dejamos crecer el pelo y nos llamábamos ‘suedeheads‘, otros ya estaban metidos en la escena mod. A finales de 1978 y principios de 1979 todo parecía remontar, con nuevas bandas y el mismo sentimiento de comunidad. Lo divertido es que muchos de estos skins esnifadores de pegamento parecían pensar que cualquier persona con un traje era un mod preparado para ser apalizado, pero pronto descubrieron que no era cierto“.

Uno de esos grupos de mods duros y dispuestos a pelear, principalmente para defender a otros mods de los punks, fueron los Glory Boys, como se conocía al núcleo duro de seguidores de otra de las bandas mods por excelencia en aquellos finales de los 70s y primeros 80s: Secret Affair. Ya os hablamos en el artículo sobre Secret Affair y los Glory Boys como muchos de ellos aparecieron fotografiados en el primer larga duración del grupo que fue publicado en 1979. Uno del os retratados es el propio ‘Hoxton‘ Tom McCourt. A finales de la década, McCourt ya se había convertido en uno de los rostros más reconocidos de la escena mod de la capital británica gracias a su amplio conocimiento de la música de los 60s. Las crónicas cuentan que el que se iba a convertir en bajista de The 4-Skins era un ávido melómano que buscaba singles por las tiendas de la ciudad, hablan que, entre otras, frecuentaba las que estaban cercanas a los pubs The Angel y Argue Around, donde se proveía de discos de Stax, Motown o Trojan.

Muchos de sus amigos de la escena skinhead se habían movido a la escena de la mod en los años anteriores, pero la escena de la mod proporcionó acceso a un montón de bandas nuevas y emocionantes noches de club. Él recuerda que la escena floreciente era muy parecida a la del revival skinhead en sus primeros días, la mayoría se llevaban bien. Muchos de esos conciertos y fiestas nocturnas tenían como escenario del Bridge House, en el East End. Una noche surgió la sugerencia de ir a ver a la nueva banda del ex roadie de Sham 69, Vince Riordan. Tom fue a ver a Cockney Rejects y se puso a charlar con Mickey y Jeff. Se hicieron amigos rápidamente, comenzaron a quedar regularmente para ir de juerga. Pronto empezaron los viajes para ver al West Ham United y Tom se convirtió en parte de la road crew de los Rejects. De esta relación con seguidores hammers, a pesar de que él era hincha del Tottenham, apareció su mote, ‘Hoxton‘, en honor a su lugar de procedencia.

ARTÍCULO RECOMENDADO: Suedeheads, smoothies, bootboys y bovver rock

Articulo publicado en Condenado Fanzine sobre skinheads, suedeheads, smoothies y bootboys y su relación con el glam/bovver rock (31 de marzo de 2021)
Pincha en la imagen para leer el artículo

El Bridge House acogió durante el verano de 1980 el concierto de debut de The 4-Skins, compartiendo cartel con Cockney Rejects y The Damned. Gary Hitchcock no pudo acudir al concierto así que fue Mickey Geggus quién se encargó de tocar la batería aquella noche. Fue un concierto corto, la banda sólo tocó tres canciones, que eran las que tenían listas en aquel momento. Sin embargo la actuación fue lo suficientemente convincente para que Garry Bushell, que estaba entre el público, les propusiese formar parte del mítico Oi! The Album. Para este álbum grabaron “Wonderful World” y “Chaos“, contando con la producción de Mickey Geggus, que también ayudó con las guitarras y tocó la batería. En esta sesión de grabación también quedó registrada, pero no fue mezclada, “A.C.A.B.”, que fue vetada por EMI para aparecer en esta mítica recopilación que vio la luz en el otoño de 1980.

El periodista Garry Bushell fue importante en el despegar de la carrera de The 4-Skins, no sólo por su inclusión en Oi! The Album. Llegó a declarar que “The 4-Skins tienen incluso mejores canciones que los Rejects”. “Sé que Mick tocó en “Chaos”, pero los 4-Skins la compusieron. Aquí había una banda que palpitaba con amenaza; Hodges tenía una gran voz ronca, decía en serio cada palabra. Johnny Rotten pudo haber dicho que quería destruir a los transeúntes, pero The 4-Skins sonaba como si pudieran hacerlo. Ellos eran ‘Clockwork Orange‘ (N del A.: la película ‘La naranja mecánica‘) hechos carne“. Una de los empujones importantes fue la aparición de Gary Hodges en la portada de la revista Sounds de 1 de noviembre de 1980, coincidiendo con el lanzamiento de Oi! The Album. El cantante dejó una imagen icónica del oi! al aparecer con gesto amenazador junto a un titular que decía: “El país no te necesita“, parodiando un famoso eslogan que incitaba al alistamiento militar.

En el interior de aquel número de Sounds había un reportaje (‘The New Breed: A Teenage Warning‘) que incluía entrevista con la banda. Fueron presentados como “Hodges, edad 21, un albañil desempleado, cantante; Tom, 19 e ingeniero, guitarras; H, 21, obrero de la construcción, bajista; y ‘nuevo baterista’ Gary Hitchcock, 23, enyesador“. “no estamos abogando por la violencia. Solo decimos lo que está sucediendo. No me gusta pero ya es hora de que alguien diga la verdad“, dice Hodges en esa entrevista mientras ‘H‘ explica que “de hecho no importa ni lo que pensamos. Es cómo son las cosas en el East End. No estamos en contra de los policías pero por allí los policías son unos hijos de la gran puta. “A.C.A.B.” es una historia verdadera y es un buen ejemplo del 70% de los policías del East End“. Sobre otra de esas etiquetas que la prensa comenzó a usar para hablar de la segunda generación de bandas punk, el por entonces llamado “new punk“, Hodges cuenta que “tienes a todas las bandas de new punk que aparecen y tienes críticas sobre ellas diciendo que no están lo suficientemente maduras. Ellos esperan que toques “Bank Robber” y esas mierdas. Hace dos años estaban delirando buscando bandas crudas, ahora esperan que ‘progreses’ hacia el pop. Nosotros estamos en el punk. Punk crudo“.

En la entrevista también les preguntan sobre fútbol. Comentan que forma parte de “la vida de la gente“. “Nuestra forma de vida gira o giraba entorno a él”, pero también añaden que “la cosa del fútbol se ha ido de las manos. No hay forma que vayamos a mostrar preferencia por un equipo de fútbol. No podríamos, somos seguidores de tres clubes diferentes“. Hodges y ‘H‘ eran hammers; ‘Hoxton‘ Tom, de los Spurs; después de esta entrevista entraron Rockabilly‘ Steve Pear, Arsenal; y John Jacobs, Millwall. En un artículo de Garry Bushell titulado Oi! The Truth explica que una de las lecciones que The 4-Skins e Infa Riot aprendieron de Cockney Rejects fue alejarse de la violencia hooligan. Algunas de las más sonadas en las que se vieron involucrados los Rejects fueron en el norte de Londres, en un concierto en el Electric Ballroom, unos 200 seguidores del West Ham Utd. cargaron y sacaron a ostias del lugar a menos de medio centenar de gunners; pero, sobre todo, la más famosa tuvo lugar en el Cedar Club de Birmingham, cuando banda, los teloneros Boyz Next Door y road crew tuvo que vérselas con cerca de 200 hooligans locales del Birmingham City y Aston Villa, como os contamos en el artículo El concierto más sangriento de la historia.

Los 4-Skins no favorecieron a ningún equipo y ninguna preferencia política (Hoxton era un liberal; Steve era un antiguo laborista; Jacobs apolítico; y Hodges era un ultra derechista reformado). Infa-Riot eran igual, sin profesar afiliaciones al fútbol. Mensi escribió su primera reseña de Sounds y él y Jock McDonald les consiguieron sus primeros conciertos en Londres. Musicalmente, se parecían mucho a Upstarts más pequeños y más salvajes. Como la mayoría de los grupos influenciados por Upstarts, Infa-Riot tocó en conciertos para Rock Against Racism (una campaña aparentemente noble que en realidad fue una fachada para el SWP)“, escribió en Oi! The Truth el famoso periodista musical. The 4-Skins declinaron formar parte de un concierto del Rock Against The Racism porque no querían estar involucrados con el Socialist Workers Party por “troskistas“. La única vez que se desviaron de esta línea no política fue para participar en dos conciertos en el Bridge House en beneficio de Prisoners Rights Organization, organizados por ‘Hoxton‘ Tom y Garry Bushell con la ayuda de Terry Murphy. La tía de Tom estaba involucrada con London PROP porque su tío, Steven Smeeth, había sido encarcelado por su participación en la fuga de George Davis.

En lo que se refiere a la política, para puntualizar las palabras de Bushell, si bien es cierto que como banda nunca hicieron política apuntar que Hodges mantuvo conexiones con la extrema derecha pero, sobre todo, el mánager de la banda, Gary Hitchcock años después de la disolución de la banda, a principios de los 90s estuvo involucrado en la creación de la organización Combat 18 e, incluso, según se puede leer en un artículo en Adios Lili Marleen, fue quién tuvo la idea del nombre. Otro de los miembros de la última formación de la banda, el guitarrista PaulGeorgeSwain tras la separación de The 4-Skins también tocó y grabó con Skrewdriver.

ARTÍCULO RECOMENDADO: El concierto más sangriento de la historia

PIncha en la imagen para leer 'Cockney Rejects: El concierto más sangriento de la historia'
Pincha en la imagen para leer ‘Cockney Rejects: El concierto más sangriento de la historia’

El 8 de enero de 1980, The 4-Skins iban a ser los cabezas del primer New Punk Convention, que se celebró en el Alan Pullinger Centre de Londres. La banda no pudo actuar debido a que ‘H‘ decidió dejar la banda ante una vista judicial inminente. Esto provocó cambios en la formación de The 4-Skins: ‘Hoxton‘ Tom pasó a ser bajista; entraron ‘RockabillySteve Pear a la guitarra y John Jacobs a la batería. Con esta formación registraron las conocidas como Bumper Studio Demos, que incluía “Clockwork Skinhead“, “A.C.A.B.“, “Evil“, “1984” y “I Don’t Wanna Die“, versiones que verían la luz en la compilación Rarities. Poco tiempo después volvieron al estudio de grabación para registrar “Sorry” y “1984” que iban a ser incluidas en Strength Thru Oi!.

La banda seguía actuando en directo y rodando su nueva formación mientras ganaban reputación como “la mejor banda joven británica de Oi!“. Sin embargo todo se iba a venir a bajo un 3 de julio de 1981 con el infame e infausto concierto en el Hambrough Tavern en Southall. Como os contamos en el artículo ‘Ghost Town de The Specials, el sonido de una revuelta, la situación económica y social en Inglaterra no vivía su mejor momento en 1981 y esto comenzó a notarse en los inner-cities (N. del A.: barrios empobrecidos del centro de las ciudades). En 1981 estallaron diversas revueltas en estos barrios con un marcado carácter racial. Comenzó en Brixton, Londres, pero la llamada prendió por todo el país siendo uno de los primeros episodios en Southall debido a la presencia de un importante número de skinheads congregados en la zona para un concierto en el Hambrough Tavern con The Last Resort, The Business y The 4-Skins en cartel.

Southall albergaba una de las principales comunidades asiáticas de Londres y, además, desde hace unos años a una organización juvenil llamada Southall Youth Movement creada para hacer frente a las agresiones racistas en la zona. En 1979, un profesor de 33 años de edad llamado Blair Peach resultó asesinado por los golpes de la policía durante los disturbios posteriores a una manifestación de protesta de Anti-Nazi League con motivo de un acto por parte del National Front. El partido de extrema derecha había decidido celebrar St. George’s Day en Southall y los enfrentamientos dejaron además de una víctima mortal, 41 heridos y más de 300 arrestados. A esto hay que unir que eran años en los que tanto el National Front como otras organizaciones de la extrema reclutaban a los skins como militantes de vanguardia a través de las gradas de los estadios de fútbol y mediante eventos musicales como el festival Rock Against Communism, que se venía celebrando desde 1978 como réplica de Rock Against The Racism.

Todo ello unido hizo que los skins congregados alertasen a los jóvenes de Southall que acudieron al Hambrough Tavern y lo arrasaron, literalmente. Acabó incendiado como os detallamos en el artículo ‘Southall’81: El día en el que el futuro comercial del oi! ardió‘. Los sucesos dieron la vuelta a todo el mundo, con la consiguiente criminalización de los skinheads, del oi! y, por supuesto, de las tres bandas que iban a actuar en el Hambrough Tavern aquella noche de principios de julio de 1981. En el caso de The 4-Skins, una sesión que habían grabado para el programa de John Peel en BBC Radio nunca llegó a emitirse en antena y su primer single, “One Law For Them“/”Brave New World“, fue publicado coincidiendo con el incidente de Southall aunque algunas tiendas y cadenas de venta de discos se negaron a venderlo. A pesar de ello, el 8 de agosto de 1981 encabezaban la lista de singles de la revista Sounds, que dijo de su primer lanzamiento: “el single que ellos no quieren que escuches porque cuenta la verdad sobre los disturbios, la injusticia social y sobre lo que es ser joven en 1981. Un descarado himno hardcore PUNK, más dañino que una manifestación de Right To Work y más apropiado que un centenar de documentales de TV“.

Debido a las informaciones que aparecían en la prensa diaria y al boicot de las tiendas de venta de discos, The 4-Skins hicieron público un comunicado a mediados de agosto de 1981. “Deseamos señalar que no somos ni hemos sido nunca una banda racista. Antes de Southall, nunca había habido ningún problema en nuestros conciertos ni tampoco ha habido ningún reclutamiento político. Si lo hubiese habido, lo habríamos parado inmediatamente porque nuestros conciertos no son actos políticos, son para disfrutarlos… Estamos completamente en contra de los grupos neo-nazis al igual que estamos en contra de las organizaciones de extrema izquierda. Ninguna dictadura, fascista o comunista, permitiría existir a bandas como nosotros. Rechazamos la censura y la hipocresía que estamos experimentando desde la industria musical que efectivamente ha vetado a nuestro single porque simplemente cuenta la verdad sobre el sistema de clases británico“.

The 4-Skins buscaron ofrecer una versión más equilibrada de la situación concediendo entrevistas como, por ejemplo, a NME, de la que no terminaron muy satisfechos. Tampoco lo hicieron con el resultado de su paso por un programa televisivo de la BBC llamado Nationwide. Las cámaras de Nationwide fueron invitadas a grabar una actuación de The 4-Skins y The Business quienes bajo los pseudónimos respectivos de The Skanks y The Bollyguns tocaron su primer concierto tras Southall el 21 de agosto de 1981 en el Mottingham Prince of Wales. A pesar del boicot de la industria discográfica, el 7″ de “One Law For Them” alcanzó el 4º puesto en la lista independiente de singles del Reino Unido, lo que les reportó una oferta de Secret Records para grabar sus dos próximos singles.

Tras la emisión del programa Nationwide, Gary Hodges decidió dejar la banda, según parece por diferencias “musicales y de dirección” a seguir aunque en la prensa del momento circularon historias de todo tipo como, por ejemplo, que se marchaba porque quería dedicar más tiempo a su pasión de seguir al West Ham United. Tras la fuga de Hodges, ‘Rockabilly‘ Steve también dejó la banda para formar otro grupo. A pesar de ello, antes de saltar del barco grabaron “Evil” que iba a ser la aportación de The 4-Skins a Carry On Oi!, donde también aparece una contribución de John Jacobs titulada “Dambusters March“. Un antiguo roadie llamado Tonny Cummins, apodado ‘Panther‘, se convirtió en el nuevo vocalista mientras que Jacobs cambió batería por guitarra y un ex Conflict, Pete Abbott se hizo cargo de las baquetas.

ARTÍCULO RECOMENDADO: Southall’81: El día en el que el futuro comercial del oi! ardió

'Southall'81: El día en el que el futuro comercial del oi! ardio' de Condenado Fanzine
Haz clic en la imagen para leer ‘Southall’81: El día en el que el futuro comercial del oi! ardio’

Tras los sucesos de Southall, The 4-Skins consideraron cambiar su nombre pero volvieron a la carga con el mismo nombre y la formación de ‘Panther‘, John Jacobs, ‘Hoxton‘ Tom y Pete Abbott grabó el single “Yesterday’s Heroes“, que fue lanzado por Secret Records a finales de enero de 1982. En la cara B del 7” figuraban “Justice” y “Get Out Of My Life“. Llegaba el turno de sacar su primer larga duración que iba a ser The Good, The Bad and The 4-Skins, editado por Secret en abril de 1980. El disco fue producido por los propios Jacobs y Hitchcock, con la guía del ingeniero de sonido de los estudios Matrix, Tim Thompson. El mánager de la banda, Gary Hitchcok es quién compuso y cantó el corte de apertura de The Good, The Bad and The 4-Skins: “Plastic Gangster“, un tema de ritmo ska muy en la onda de Madness.

Un álbum con una cara con canciones grabadas en directo para solventar el problema legal de los derechos de copyright de esos temas ya que previamente habían sido editadas en otros lanzamientos. El disco funcionó bien en las listas, llegando al 80º en la lista general y a lo más alto del chart independiente. A nivel de ventas superaron las 20.000 en el Reino Unido a las que hay que añadir más de 10.000 del lanzamiento en la Europa continental que se llevó a cabo en noviembre de 1982. The 4-Skins volvieron a actuar en directo, lanzaron un nuevo single a través de Secret Records, “Low Life“, pero el grupo tuvo que volver a afrontar un cambio de formación tras un tour nacional junto a Combat 84. Hay diversas versiones sobre la salida de John Jacobs y Pete Abbott, desde que fueron ellos los que decidieron marcharse porque parecía que la banda estaba perdiendo su momento y cada vez conseguían menos conciertos hasta que fueron despedidos por ‘Hoxton‘ Tom y Gary Hitchcok.

The 4-Skins entraron en un parón que duró unos meses pero regresaron con una nueva formación en la que figuraba Roi Pearce, ex The Last Resort, como vocalista, además de dos adolescentes: el guitarrista PaulGeorgeSwain (de 17 años) y el baterista Ian BramsonDavies‘ (16). La reaparición en escena vino con una entrevista en Sounds, en la que ‘Hoxton‘ Tom lamentaba el trato que habían recibido de los medios de comunicación tras Southall y volvía a incidir en el carácter apolítico de la banda. “Tienes a todos estos grandes izquierdistas en el debate punk criticando a los medios, pero todos creían lo que los medios decían sobre nosotros porque encajaba con sus ideas estereotipadas. Sabíamos que no estábamos equivocados, así que ¿por qué deberíamos rendirnos? Entonces no éramos políticos y nunca lo seremos. Cualquiera en una banda que se alinee con cualquier partido político está siendo usado y abusado, eso va tanto por los Redskins como por Skrewdriver. Bandas como Conflict atacan al fascismo, pero cuando se trata de luchar contra los fascistas, como en las Malvinas, de repente se trata de ‘Thatcher’s War’ (N. del A.: Guerra de Thatcher). Bueno, no lo fue, fuimos nosotros luchando contra una agresión fascista“.

En este mismo artículo, ‘Hoxton‘ Tom es presentado como votante liberal. “El día de las elecciones él vota (al partido) Liberal, diciendo 30 años de gobiernos laboristas en Hackney no han hecho mucho bien a la gente“. El artículo explica que la nueva formación de The 4-Skins tienen nuevas canciones pero los mayores problemas vienen a la hora de conseguir actuaciones. Lo que sí obtuvieron fue un nuevo contrato discográfico con Syndicate Records, con quien iba a salir publicado su segundo larga duración. A Fistful of 4-Skins fue lanzado en octubre de 1983 con la distribución de IDS que en ese momento también estaba distribuyendo Increase The Pressure de Conflict. El álbum de Conflict alcanzó el número 2 en la lista independiente al mismo tiempo que el de The 4-Skins languidecía alejado del top-30 a pesar de que IDS informó que ese estaban vendiendo en las mismas tiendas y en cantidades similares. Esto alimentó una teoría de la conspiración en el seno de The 4-Skins ya que cuando informaron de ello a los compiladores de la lista, súbitamente aparecieron en ella.

En las mismas sesiones de grabación de A Fistful of 4-Skins se registró “On The Streets“, que iba a ser incluida en la compilación Son Of Oi! que iba a ver la luz en noviembre de ese año; también una nueva versión de “Chaos” cantada por ‘Hoxton‘ Tom McCourt, que en un principio querían que entrase en la recopilación acreditada a Harry & The Herberts, pero finalmente no sería editada hasta después de la separación de la banda, en el disco Rarities de 1987. A pesar de que los discos seguían vendiéndose razonablemente bien, la banda ya había tenido suficiente y decidió separarse no sin antes despedirse grabando un directo en estudio con sus amigos como público invitado: From Chaos To 1984.

El 26 de mayo de 1984, el órgano oficial de comunicación de The 4-Skins, es decir, la revista Sounds anunció su separación. Durante las sigiientes dos décadas siguieron apareciendo recopilaciones y reediciones de los discos de The 4-Skins pero la reunión de la banda no se iba a producir hasta 2006 cuando Gary Hodges y ‘H‘ Harmer lideraron una formación de regreso a los escenarios, pero eso es otra historia…


Autor: Charlie Condenado


ARTÍCULO RECOMENDADO: Skinheads mandan pero apaciblemente

Pincha en la imagen para leer el artículo 'Skinheads mandan pero apaciblemente' de Condenado Fanzine
Pincha en la imagen para leer el artículo ‘Skinheads mandan pero apaciblemente’

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .