The Story Behind: Three Before Eight @ Wigan Casino

En esta ocasión, en lugar de una canción, tres van a ser las que tratemos en The Story Behind. Retrocedemos a la Inglaterra de los años 70, a una pequeña localidad del norte del país que desde 1973 a 1981 iba a acoger a la gran meca del northern soul: Wigan Casino. La que fue nombrada como mejor discoteca del mundo en 1978 tenía un ritual antes de echar el cierre todos los sábado noche: pinchar el pack conocido como three before eight:  “Long After Tonight Is All Over” de Jimmy Radcliffe, “Time Will Pass You By” de Tobi Legend y “I’m on my Way” de Dean Parrish.

Fútbol fans & tiendas de discos
Lo curioso de la etiqueta de northern soul es que no nació en el norte de Inglaterra. La denominación se gestó en 1968 en una tienda londinense de discos llamada Soul City, en Covent Garden, donde los aficionados a los equipos de fútbol del norte de Inglaterra acudían a comprar música. Especialmente música soul aunque un soul muy peculiar. De esta particularidad se dio cuenta el periodista Dave Godin:

Había comenzado a darme cuenta que los seguidores de los clubes de fútbol del norte que les seguían antes Londres llegaban a la tienda a comprar discos, pero ellos no estaban interesados en las últimas novedades de la lista americana de música negra. Ideé un nombre como término de ventas. Era como decir “si tu tienes compradores del norte, no pierdas el tiempo pinchando discos que actualmente están en la lista de música negra de Estados Unidos, simplemente pincha lo que quieren oír: Northern Soul”.

En 1968, el funk empezaba a apoderarse de la lista de éxitos de música negra en Estados Unidos. James Brown consiguió dos números 1. A finales de abril con “I Got the Feelin‘” y, en octubre, “Say It Loud – I’m Black and I’m Proud“. Este público norteño lo que busca era un soul influenciado por el sonido de Tamla Motown de finales de los años 60. Sin embargo, no estaba interesado en los grandes éxitos de la factoría de Detroit, no. Su foco estaba ubicado en aquellas canciones y artistas que no habían sido de éxito masivo, lo que propició que algunos temas se convirtiesen en éxitos varios años después de su publicación o que algunos artistas revitalizasen su carrera musical.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los clubes (de música) del norte
Si en el norte de Inglaterra había un público que demandaba northern soul, lógicamente, los clubes que acogían estos sonidos se situaban mayoritariamente en esta zona del país. Las grandes referencias fueron Twisted Wheel (1963-1971) en Manchester; The Catacombs (1967-1974) en Wolverhampton; The Highland Room (1967-1979) en el centro comercial Blackpool Mecca en Blackpool; Golden Torch o The Torch (1967-1973) en Tunstall, Stoke-On-Trent; y Wigan Casino (1973-1981).

El primer lustro de la década de los años 70 fue duro para todos estos establecimientos ya que la mayoría de ellos tuvieron que cerrar. Los motivos no se debieron a la falta de audiencia. El problema se motivó por las quejas de los vecinos por los excesos alcohólicos y, sobre todo, por la venta de drogas.

Todos aquellos que querían bailar soul se quedaron con dos grandes referencias donde acudir en las noches de los sábados: The Highland Room en Blackpool y Wigan Casino en Wigan. Sin embargo, a pesar de ser competencia, cada una adoptaron una línea musical diferente. En Blackpool sonaban las últimas novedades de la música negra mientras que en Wigan se especializaron en sonidos retro.

Esta búsqueda de singles hizo que más de un avaricioso comenzase a reeditar estas canciones que tan demandadas eran tanto en la pista de baile como en las tiendas de discos. Sin embargo, comenzaron los problemas con los derechos de autor, lo que propició que muchas de estas canciones fueran versionadas y lanzadas en 7″.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las tres antes del cierre
La gran noche en Wigan Casino era la de los sábados. Sus all-nighters comenzaban a las 2.00 AM, en ocasiones la apertura podía adelantarse a las 00.30 e incluso 22.30 horas, y las sesiones se extendían hasta las 8.00 AM. En sus barras no se vendía alcohol y en sus pistas se agolpaba una juventud británica muy diferente, menos rebelde, que la generación de la explosión del punk.

Un ejército de jóvenes dispuestos a bailar soul toda la noche como si formasen parte de la versión soul del reparto de Danzad, Danzad Malditos. Pantalones de campana, camisetas atléticas sin mangas y zapatos para deslizarse por la pista. Toda la noche. No alcohol, pero sí anfetaminas para que el cuerpo aguante.

Un ambiente de gran competitividad, bailar por ser el mejor, hasta que comenzaba a sonar “Long After Tonight Is All Over” de Jimmy Radcliffe que indicaba que la velada llegaba a su conclusión. La canción de Radcliffe era la primera de un trío que remataban “Time Will Pass You By” de Tobi Legend y “I’m On My Way” de Dean Parrish. El pack que siempre sonaba como ritual de despedida hasta el próximo fin de semana.

7" de I'm on my way de Dean Parrish
7″ de I’m on my way de Dean Parrish

Jimmy Radcliffe: “Long After Tonight Is All Over”

La canción fue originalmente editada como single en 1965, con “What I Want I Can Never Have” en la cara B. Stateside fue el sello encargado de publicar este single de Jimmy Radcliffe. Este subsello de EMI estaba especializado en la edición de música procedente de pequeños sellos estadounidenses. El holandés, como también fue conocido, nació en 1936 Harlem, Nueva York, y murió en 1973, cuando su canción se convirtió en todo un clásico de las all-nighters en Wigan Casino.

Tobi Legend: “Time Will Pass You By

Otro de los clásicos que formaban three before eight era “Time Will Pass You By“, compuesto por el inglés John Rhys Eddins y grabada por la artista americana Tobi Legend, también conocida artísticamente como Tobi Lark o Bessi Watson. La canción fue editada como 7″ en 1968 por el sello Mala, con “Heartbreaker” en la cara B. Pasó sin pena ni gloria hasta que a principios de los 70 fue rescatada del olvido por los amantes del northern soul.

Dean Parrish: “I’m On My Way

Dean Parrish también procedía de Nueva York y en 1967 vio publicado el single “I’m On My Way“, con “Watch Out” en la cara B. Un pequeño sello de Philadelphia, Laurie Records, fue el encargado del lanzamiento de este 7″ que no llegó a ser editado oficialmente como single en el Reino Unido hasta 1975.

UK Records, el propio sello de Wigan Casino, se encargó de su edición en 1975, logrando alcanzar el puesto 38º en la lista de singles del país. “I’m On My Way” fue la última canción en sonar en la all-nighter de cierre de Wigan Casino en 1981.


Texto: Charlie Condenado


 

Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.