The Doomed: Cuando Lemmy salvó a The Damned

El 28 de diciembre de 2015 falleció Lemmy Kilmister, una de las figuras más icónicas que el rock and roll ha tenido durante las últimas décadas. Por todos es conocido el trabajo realizado en Motörhead y Hawkwind, pero no todo el mundo conocerá la relación que tuvo con The Damned y cómo evitó su desaparición definitiva. Para recordar si figura, sirva como pequeño homenaje este artículo que recupera a The Doomed.

The Damned fueron los primeros en todo en lo que se refiere a la explosión punk que vivió el Reino Unido durante el último lustro de la década de los años 70. Como ya os contamos en #TheStoryBehind, “New Rose” fue el primer single editado por un grupo punk de Gran Bretaña, pero The Damned también fueron los primeros en lanzar un larga duración, en girar por Estados Unidos, en disolverse… y en regresar a los escenarios.

Siempre los primeros
Precisamente, en ese punto en el que The Damned estuvieron a punto de abandonar su trayectoria es donde adquiere importancia la figura de Lemmy Kilmister. Las primeras entregas de The Damned habían sido bien recibidas tanto por público como por crítica, sin embargo, su segundo álbum, Music for Pleasure (1977), fracasó. Era el segundo disco que sacaban en 1977 y no sus composiciones no tuvieron la frescura de sus antecesoras.

Fue una terrible situación a la que me enfrenté poco después de entregar Music for Pleasure a Stiff Records. Las sesiones de grabación no habían sido muy divertidas porque prácticamente ni nos hablábamos. Nuestro líder, Brian James, había compuesto un increíble puñado de canciones anárquicas para nuestro primer disco, pero su nuevo material era mediocre… unido a que no estaba interesado en tocar la música compuesto por ninguno de nosotros, lo que fue el principal motivo del conflicto“, señaló Captain Sensible en una entrevista al Nottingham Post.

Tengo que admitir que nuestro comportamiento estaba un poco fuera de control… vivíamos una alocada fiesta punk rock durante 24 horas al día, embriaguez y un rastro de destrozos siguiéndonos ya que descubrí que era muy bueno sembrando el caos – Captain Sensible

La banda entró en una etapa de presión y en una espiral en la que Brian James, guitarrista y principal compositor, terminó abandonando el grupo y dejando a The Damned al borde de la separación, algo que finalmente terminarían haciendo. “Nunca es divertido cuando una banda se separa… y menos si eres un antiguo limpiador de retretes y esta actividad se presenta como la única alternativa laboral que te queda“, afirma Captain Sensible.

Cada miembro de la banda comenzó a desarrollar un nuevo proyecto musical durante 1978, en el caso del capitán se trató de King. Sin embargo, estas aventuras por separado no duraron mucho tiempo ya que “recibí una llamada de Rat Scabies en la que me dijo que le habían ofrecido una cantidad de dinero por un concierto en Londres que significara algún tipo de reunión de la formación original de The Damned“.

Brian James no estaba interesado en tocar con la banda así que, de momento, el grupo era un trío con Dave Vanian, Captain Sensible y Rat Scabies. El Capitán había sido guitarrista en Johnny Moped y le apetecía colgar el bajo para volver a las seis cuerdas así que la banda empezó a buscar bajista y se acordaron de un viejo amigo: Lemmy Kilmister.

Invité a un viejo colega como Lemmy a tocar el bajo y a montar un setlist con canciones de The Damned y Motörhead durante un corto y alcohólico ensayo“, recuerda Captain Sensible. “Tuvimos unas cinco horas de ensayo. Ellos me enseñaron 11 de sus canciones mientras que yo les enseñé una de las mías, con las que terminamos subiendo al escenario. Nunca debí enseñarles ninguno de mis temas“, recordaba Lemmy sobre aquel instante en que las carreras de The Damned y Motörhead se cruzaron en un local de ensayo.

Este regreso a los escenarios se produjo el 5 de septiembre de 1978 en The Electric Ballroom, pero no se realizó bajo el nombre de The Damned ya que los tres tenían miedo en las repercusiones legales que podía tener el uso del nombre de la banda sin el consentimiento de Brian James. De esta forma comparecieron como The Doomed, también como The Dimmed, hasta recobrar su denominación original bajo la que llevan actuando 40 años.

Este encuentro marcó el inicio de una etapa de gran creatividad por parte de The Damned y su regreso al estudio para realizar la grabación de Machine Gun Etiquette. La actuación de regreso había sido todo un éxito, el grupo comenzó a cerrar más actuaciones y bajista de Motörhead ofreció sus servicios para más de un concierto. Esta relación entre The Damned y Lemmy quedó plasmada en la cara B del single I Just Can’t Be Happy Today, donde grabó “Ballroom Blitz” (versión de Sweet).

En esta misma sesión también se registraría un cover de “Over the Top” de Motörhead, que posteriormente fue lanzado en formato 7″ bajo el nombre de Motordamn y con “Ballroom Blitz” en la cara B.


Autor: Charlie Condenado


Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s