MRR vs Agnostic Front: Una historia de skins de NYC

Llevo tiempo con la idea de publicar este artículo sobre la cruzada que protagonizó Maximumrocknroll (MRR desde ahora) contra algunas de las bandas de la escena hardcore de Nueva York, en especial, Agnostic Front y otras que tenían skinheads en sus filas, como Cro-Mags o Murphy’s Law, aunque en mucho menor medida. Tuve la idea de publicar este artículo al ver a Cro-Mags en directo el año pasado, con miembros integrantes de la famosa DMS que, entre otras acepciones, originalmente significó “Doctor Martens Skinheads“, aunque se hablado de otros como  Drug Money Syndicate o Dropping Many Suckers

MRR y, sobre todo, su editor, Tim Yohannan vio en estas bandas una amenaza desde el sector derecho a lo que era la escena punk tal y como él la entendía, cercana o militante en los movimientos de izquierda y progresistas. Durante el periodo comprendido entre 1983 y 1985, en este fanzine se pudieron leer críticas hacia estas bandas, en especial Agnostic Front, que hasta fueron bautizados como Agnazi Front

Esta cruzada de MRR contra las bandas del New York Hardcore que contaban con skinheads entre sus filas también va a servir para profundizar sobre la llegada de este movimiento a la Gran Manzana y en el giro conservador que, según algunos de los participantes en la escena, se produjo durante la segunda mitad de la década de los años 80. A finales de esta década, sobre 1987, en sus calles surgió  el movimiento SHARP como consecuencia de la deriva hacia la extrema derecha que protagonizaron algunos skinheads de NYC.

En este artículo emprendemos viaje al Nueva York de los primeros compases de la década de los años 80, al nacimiento de una escena hardcore en una ciudad donde la violencia callejera y el abuso de drogas era monedas de curso legal. Un viaje al corazón del Lower East Side, zona obrera y de inmigrantes, donde muchos de los hardcore kids vivían ocupando pisos vacíos, teniendo como cuartel general el mítico A7, colindante con Alphabet City, donde estaban las avenidas A, B, C y D, cuyo significado era el siguiente:

  • Avenue A: You’re All right 
  • Avenue B: You’re Brave
  • Avenue C: You’re Crazy 
  • Avenue D: You’re Dead 

Skins de Nueva York

Doc Martens Skins Crew

Desde NYC… ¡Agnostic Front!

Desde Bay Area… ¡MRR!

Round 1: ¡Fight!

1984: El año del cambio

Último Asalto


Skins de Nueva York

Una tónica habitual para hablar de cualquier movimiento es lo complicado que se hace datar y fijar un origen. Lo cierto es que en el caso de la llegada del movimiento skinhead a Nueva York es algo más fácil, ya que se suele hablar de dos figuras clave. Por un lado, en ínclito Harley Flanagan, miembro de Cro-Mags, y de otro personaje mucho menos conocido, Paul Dordal

En la página 186 del libro American Hardcore se puede leer quién fue el encargado de importar a Nueva York el movimiento skinhead. Según Sean Taggart, ilustrador de algunas de las portadas de Murphy’s Law, Agnostic Front o Cro-Mags, “un chico es la clave de todo el giro a la derecha en el hardcore de Nueva York, Paul Dordal, un chico increíblemente carismático, bastante brillante y totalmente loco. Paul abandonó la escuela secundaria, se fue a California, pasó un tiempo con la gente de Black Flag, estuvo allí cuando Henry Rollins se unió“.

Tras su paso por Los Ángeles,  Taggart recuerda que “regresó como skinhead, antes de que los skinheads fueran algo de neonazis. Apareció en mi escuela secundaria, creo que en 1981, tenía estas botas grandes pintadas de negro, pañuelo alrededor de la rodilla, y dijo: “De esto trata el verdadero punk, todos los demás son unos posers. Cualquiera con una chaqueta de cuero y el pelo de color es un payaso de circo”. Trató de montar banda junto con Harley, no funcionó. Escribió la canción “California Pipeline” de Murphy’s Law“. En esta canción se pueden escuchar frases como “I’m a rad Republican / I’m proud to be an American“, que iban a escandalizar a los sectores más escorados a la izquierda de la escena punk, donde afirmar ser simpatizante del Partido Republicano era casi declararse nazi. 

El ilustrador también explica que Dordal “fue el primer punk en decir: “¿qué hay de malo en ser ¿un republicano? “. Él era muy influyente. Era muy amigo de Harley, salieron y cometieron crímenes juntos. Hubo una extraña inclinación conservadora de repente, no fue un gran shock, ya que tenías a todos estos tipos católicos conservadores de Queens. Paul discutió con las chicas sobre que el aborto era inmoral, mientras tanto, él estaba jodiendo con todas y cada una de ellas, y estoy seguro de que no estaba usando una goma“.

Otras opiniones afirman que el primer skinhead de la escena de Nueva York fue Harley Flanagan. Un niño prodigio que con tan sólo 9 años tenía publicado un libro, prologado por Allen Ginsberg, o siendo un chaval se colaba en el backstage de The Clash, se hacía fotos con Joe Strummer o Andy Warhol. Sin embargo, fue tan precoz como rebelde. Como bien se puede leer en su biografía, y sino recomiendo el artículo sobre su figura publicado por El Agente Provocador, su desembarco en el mundo de la música fue como batería del grupo punk The Stimulators

Con esta banda, Harley Flanagan cruzó el Atlántico rumbo Irlanda para hacer una serie de actuaciones. En Belfast entró en contacto con un grupo de skinheads, lo que le llevó a raparse la cabeza y a convertirse en uno más, llevando esta tendencia a las calles de Nueva York. Raymond Raybeez Barbieri, frontman de Warzone, afirma que “Harley fue el primer skin de NYC. Lo sé, el pequeño Charles Manson de Nueva York tenía como diez años. Después llegaron Jimmy Gestapo (Murphy’s Law), James Contra y otros, pero todos también eran punks; no nos afeitamos la cabeza un día y decimos: “Somos skinheads”, nos metimos en el movimiento, no en la moda. Vinnie Stigma (Agnostic Front) y yo teníamos mohawks, y luego nos afeitamos la cabeza al mismo tiempo. Poco a poco, todos nos hicimos skinheads“.

DMS: Doc Martens Skins

Sin lugar a dudas, la crew de la escena hardcore más conocida a nivel mundial es DMS Crew, que originalmente respondía al nombre de Doc Martens Skins. En cuanto a su nacimiento, según se puede leer en esta entrevista a Lord Ezec aka Danny Diablo (Crown of Thornz), “todo comenzó a finales de la década de 1980. Eran originarios de Queens. Un tipo agradable llamado Jere, un geek apacible, mitad skinhead, mitad informático, que hacía graffiti, patinaba y asistía a shows hardcore en Lower East Side, mencionó el nombre Doc Martens Skins. La crew se juntaba en un patio de la escuela, pero iba a crecer muy rápido“.

Según Danny Diablo, Jere “era de Irlanda. Tenía mucho corazón y talento artístico. En aquel momento era el mejor graffitero de nuestro grupo, pero él era genial, tenía mucho talento artístico. Es muy educado. Él era un tío genial; todavía es un tío genial. Se parecía más a un bibliotecario que a cualquier otra cosa“. Sin embargo, Jere no iba a durar mucho junto a los jóvenes miembros de la DMS, según la entrevista, “se sentía más cómodo con los miembros mayores“. Danny Diablo contesta que “probablemente” su marcha se debió a un cambio en la propia crew con la llegada de los miembros más jóvenes. 

Roger Miret, vocalista de Agnostic Front, y su hermano pequeño, Freddy Cricien, de Madball, coinciden al explicar que para ellos DMS Crew no es otra cosa que “una familia“. Una familia que comenzó a en los años 80 y que ha llegado hasta la actualidad, aunque siempre rodeados de rumores que les vinculaban a movimientos de extrema derecha, supremacistas blancos y nazis de Estados Unidos. Hay algunos hechos que han ayudado a alimentar a esta leyenda negra, ver a joven Freddie con una camiseta de Skrewdriver no ha ayudado mucho, pero, muy probablemente, toda esta mala reputación tiene como punto de partida la campaña de MRR contra Agnostic Front. 

El primer contacto de Miret con el mundo skinhead fue a través de Elio. “Fue la primera persona que conocí que llevó la estética skinhead europeo a la escena de Nueva Jersey. Era británico, vestía camisas de Ben Sherman, pantalones apretados, tirantes y botas rojo oxidado con puntera de acero Dr. Martens. Nosotros ,en su mayoría usamos botas militares estadounidenses, camisetas caseras de nuestras bandas favoritas, jeans rasgados y pulseras con pinchos. Tuvimos nuestra propia imagen. Pasaría un tiempo antes de que tuviera que preocuparme por los fascistas que vendrían a mis shows“, explica el cantante de Agnostic Front en su libro My Riot.

Desde NYC… ¡Agnostic Front!

En su biografía, Miret recuerda la primera vez que vio a Vinnie Stigma, el que iba a ser su compañero de proyecto en Agnostic Front. “La primera vez que vi a Vinnie Stigma fue el 14 de octubre de 1981 en el Peppermint Lounge. The Stimulators y The Professionals estaban tocando, y Vinnie era un maldito maníaco. No tenía forma de saber qué tan importante iba en mi vida durante los próximos 35 años. Vinnie estaba abajo bailando con un loco, y yo estaba de pie en la parte superior balcón mirando hacia abajo. Estaba volando en mescalina, por lo que no estaba abajo que era donde estaba la acción“.

Estaba buscando la cosa más aterradora, tal vez como un mecanismo de defensa. Fuera lo que fuera, me pareció fascinante. En ese momento Vinnie era la cosa más loca y escandalosa a la vista. Estaba bailando duro, yendo contra el pit. Vinnie estaba justo en el medio como un salmón nadando contracorriente. El pit iba por un lado y él iba por el otro, abriéndose camino a través de un muro de gente, con un loco con un destello en el ojo. Estaba con Big Paul, que era un skinhead americano y un buen tipo“, prosigue Miret en su autobiografía.

Stigma tenía un proyecto montado, Zoo Crew, junto a Rob Krekrus a la batería y Diego, al bajo, mientras él tocaba la guitarra, ya que anteriormente había estado en The Eliminators. Por esta banda habían pasado algunos cantantes, como John Watson, que fue a quién remplazó Miret para comenzar en 1982 con Agnostic Front, reclutando a Ray Barbieri, aka Raybeez, a la batería y Adam Mucci, al bajo.  

Con esta formación, completamente formada por skinheads, compusieron sus primeros temas que, posteriormente, en 1983, iban dar forma a su primer EP: United Blood, del que se editaron 1000 copias en formato 7″. Los 10 cortes de este EP, que no llegaba a los siete minutos de duración, fueron producidos por Don Fury y salieron a la venta con una portada en la que aparecía un grupo de skins sobre el escenario, que no eran otros que los componentes de Agnostic Front. 

Desde Bay Area… ¡MRR!

A día de hoy, todo el mundo conoce el fanzine Maximumrocknroll, que está considerado como la biblia de la escena punk y hardcore pero, como toda biblia, también ha sido un fanzine que ha marcado tendencia y ha decidido qué era bueno y malo. Un medio alternativo que, que cometió algunos pecados al estilo de los grandes media, no ha dejado de marcar tendencias dentro de la escena punk, además de su gran labor de dar a conocer y apoyar a innumerables bandas.

Otra de las característica de MRR ha sido que sus páginas siempre han contenido una importante carga política, en aquellos años 80s especialmente contra la administración de Ronald Reagan, así como en contra todo el puritanismo y conservadurismo que se extendió por la sociedad estadounidense. 

Maximumrocknroll se originó como un programa de radio punk en el KPFA de Berkeley a fines de la década de 1970, pero mutó al formato zine y ahí es donde MRR ejerció su mayor influencia, convirtiéndose en toda una institución en la escena punk. Fue fundado por Tim Yohannan, en 1982, como el folleto de papel periódico insertado en Not So Quiet on the Western Front, una recopilación en vinilo auspiciada por el sello de Dead Kennedys, Alternative Tentacles. La compilación incluyó a 47 bandas del norte de California y áreas cercanas.

La línea de trabajo de MRR ha estado marcada por una sólida ética DIY, independiente y underground. Una publicación sin ánimo de lucro que siempre ha rechazado, por ejemplo, publicidad de bandas con contrato en multinacionales. Ello no le impidió convertirse en toda un publicación de referencia, primero en la zona de California, para extenderse después por Estados Unidos y alcanzar a todo el mundo. Un zine en el que se podían leer muchas entrevistas, reseñas de discos, y también reportajes sobre cómo era la escena punk en otros países, como, por ejemplo, Países Bajos.

Round 1… ¡Fight!

El fundador de esta conocida publicación, Tim Yohannan tuvo cierta fijación con algunas de las bandas tanto de Boston como de Nueva York. Según recuerda Al Quint, editor del fanzine punk Suburban Punk/Suburban Voice, Yohannan era ” dogmático y aparentemente intransigente en sus creencias. Sin duda una figura polarizante“. Quint recuerda que “Tim me criticó por ser fan de Agnostic Front o The F.U.s. Creo que él creía que yo era una especie de derechista, o al menos tolerante con esos elementos, debido a la reputación de ciertos segmentos de la escena hardcore de Boston. Sin embargo, eso estaba lejos de la realidad“.

En el número #10 de MRR, lanzamiento de diciembre de 1983, uno de sus colaboradores, Jeff Bale realizó una crítica del EP United Blood de Agnostic Front, que había salido editado en ese año y que contaba en su portada con una imagen con cuatro skinheads tocando en directo. El redactor describió la música de Agnostic Front como “ultra frenética, intensa y al grano; seguro que no pierden el tiempo con ningún elemento no esencial. Lo que los distingue de otros grupos de Nueva York como Mob o Urban Waste es una aparente influencia del Oi!, que se manifiesta particularmente en su guitarra gruñona, su apariencia y, posiblemente (pero con suerte no), en sus ideas. Realmente no puedo decir de qué demonios están hablando, pero este EP es francamente desagradable“.

Yohannan tampoco estaba impresionado con el EP de debut de Agnostic Front. El editor veía a la música punk como un arma más de las políticas progresistas e izquierdistas lo que, unido a una serie de informaciones que le llegaron sobre dudosos comportamientos en la escena neoyorquina, se dice que le comentaron que ser “hardcore” en Nueva York muchas veces implicaba ser un cretino que dibuja svastikas. Esta percepción le llevó a publicar en MRR una carta anónima con el título de Agnazi Front, donde se culpaba a Agnostic Front de crear este clima favorable a un “nazismo-chic“. 

Estas acusaciones habían venido se vieron respaldadas por la imagen incluida en la portada del primer disco de Agnostic Front, Victim in Pain de 1984. Esta fotografía tiene el título de The Last Jew in Vinnitsa, recoge el asesinato de un judío a cargo de un soldado del Einsatzgruppe D, una de las divisiones de la SS. El álbum incluye una declaración antifascista inequívoca (“¡Es hora de salir de tu hipocresía Nazi!”), pero la mayoría de las letras eran “políticamente indeterminadas“.

1984: El año del cambio

La cruzada de Yohannan contra Agnostic Front iba a aumentar su intensidad, precisamente, durante este 1984. En una columna afirmó que “los skins de New York, aparentemente, han adoptado las actitudes racistas y nacionalistas del National Front Británico“. Rara vez se perdía la oportunidad de prepresentar a los miembros de la banda y sus amigos como matones. En su biografía, Miret explica que “un escritor de este fanzine, repugnante pero influyente, Maximumrocknroll, comenzó a hablar mierda sobre nosotros y nos calificaba de un grupo de skinheads fascistas. El loco de Timmy llamándome fascista a mí, que yo era un chico latino inmigrante saliendo con una chica judía, y ella nunca me acusó de ser un simpatizante nazi”.

Sin embargo, Agnostic Front no fueron conscientes de las críticas que llevaban desde la costa oeste hasta que no comenzaron su primera gira por el país, tras la edición de su primer disco y de la polémica portada. Roger Miret cuenta que “Fue en nuestra primera gira por Estados Unidos, una vez que llegamos a la costa oeste, que me di cuenta de qué demonios estaba hablando MaximumRocknroll. Esta fama nos siguió a casa y luego las cosas se pusieron más serias. Nunca antes había caído en la cuenta porque vivía en Nueva York, que es un crisol de razas, religiones y culturas diferentes. Me di cuenta más tarde que el odio estaba calando en los Estados Unidos y me inspiró a escribir sobre la unidad y la fuerza dentro de nuestra escena, eso fue en 1984“.

Como podemos leer en el libro American Hardcore, Sean Taggart señala que “en 1984 el New York Hardcore cambió, pasando de una escena algo izquierdista a una postura violenta skinhead liderada por Cro-Mags, Murphys Law, Agnostic Front y Cause for Alarm… era como si todas las personas inteligentes estuvieran siendo expulsadas, definitivamente estaba terminando la primera ola. La mayoría recuerda que el NYHC de skinheads como un producto de la segunda ola“. Muestra de ello son unas declaraciones de Stigma al fanzine Guillotine en 1984, donde manifestaba que “tenemos que detener la agresión comunista“, a lo que Miret añadió que “creo que [Reagan] tiene agallas“.

En el libro NYHC: New York Hardcore 1980–1990 de Rettman, un editor de fanzines que se mudó a NYC desde Iowa, recuerda haber estado fascinado por las “imaginería nazi” de la portada del álbum de Agnostic Front, expresando la intimidante actitud de una banda procedente de la ciudad de Nueva York. El grupo casi desafiaba a los oyentes a asumir lo peor y Yohannan no fue el único que lo hizo, ya que algunos de sus conciertos comenzase a aparecer skinheads de ultaderecha, obligando al grupo a tener que parar algunas actuaciones al ver cómo miembros del público hacían saludos nazis mientras gritaban “sieg-heil”.

Último asalto

En un intento de frenar la polémica, los miembros de la banda se sometieron en 1985 a una entrevista grupal con el colaborador MRR Dave Scott Éste envió sus preguntas por correo y la banda devolvió sus respuestas, pero Yohannan pensó que la entrevista era demasiado amigable, por lo que envió un montón de preguntas propias, centrándose en los aspectos más perturbadores y su perspectiva nacionalista reconocida. Algunas de estas preguntas fueron del calibre de si era cierto el rumor de que llevaban una pegatina de Reagan en su furgoneta. Miret, Stigma y Kabula respondieron de nuevo. Yohannan posteriormente editó toda la correspondencia, en formato pregunta-respuesta, con una parte final que incluía un comentario personal, teniendo así la última palabra.

Sus respuestas no fueron muy concluyentes, a pesar de que abjuraron del racismo y dijeron: “No tenemos reparos en nadie que sea un ser humano decente“. Sin embargo, también mencionaron la dificultad de vivir en el Lower East Side, junto con “puertorriqueños y sus traficantes de drogas“, sin explicar que Roger Miret hijo de inmigrantes cubanos. A esto hay que añadir que el entrevistador preguntó sobre el fenómeno de la violencia contra los homosexuales, declarando que “los ataques a gays son cosa del pasado. En un momento, hubo una pequeña minoría que ejercía la violencia contra los indefensos, ya sea por aburrimiento o por la necesidad de poder. No era una parte importante de las bandas o la escena. De hecho, solo unas pocas personas lo hicieron y no duró mucho, solo de vez en cuando“.

Sobre estos ataques a homosexuales, en una entrevista de 2006, Flanagan admitió que había hecho cosas que estaban “equivocadas“, en parte porque estaba consternado por la “gentrificación” del East Village. “Solía ​​golpear a todos los artistas gays“, dijo. “Pero no fue porque fueran homosexuales, si no porque eran artistas. Fue porque sentí que me había ganado en ese jodido vecindario, y que no iba a darme por vencido y dejar que desapareciera“.

Posteriormente, Agnostic Front se han visto salpicados por otras polémicas que les han llevado a ser posicionados como una banda conservadora y de derechas. Un buen ejemplo de ello fue el tema “Public Assistance“, de 1986, en cuya letra cargan contra las personas que viven de los servicios sociales: “Uncle Sam takes half my pay so you can live for free“. Sin embargo, la letra no fue compuesta por Roger Miret. 

La asistencia pública fue diseñada para ayudar a las personas a mejorar sus vidas y avanzar, no para permitir a las familias que abusen de ella. Esas son las personas a las que se dirigió la canción

Peter Steele, el líder en aquel momento de la banda Carnivore, posteriormente también de Type-O-Negative, fue el verdadero autor de la letra. Sin embargo, Miret la respaldó la con sus manifestaciones. “Yo era un niño de una minoría cuya madre estaba recibiendo asistencia social y veía todo el tiempo cómo otras personas en nuestro vecindario abusan del sistema“, escribe en My Riot. “La asistencia pública fue diseñada para ayudar a las personas a mejorar sus vidas y avanzar, no para permitir a las familias que abusen de ella. Esas son las personas a las que se dirigió la canción“.

MRR siguió hablando y exponiendo sus dudas sobre algunas de las bandas de la escena hardcore de Nueva York, mientras la fama iba persiguiendo a Agnostic Front y en algunos conciertos se vivieron escenas lamentables. En su libro, Miret explica que “a finales de los años 80, después de que la atención de los medios se pusiera sobre los skins, identificándolos erróneamente con el white power, hubo una reacción aún más fuerte contra los skinheads racistas. La gente dibujó líneas más claras en la arena. Es una pena que los medios nunca hayan prestado tanta atención al lado multirracial de la escena. Pero la unidad no vende. El odio sí lo hace. Mi idea de ser un skin vino en gran parte de bandas estadounidenses como Iron Cross y The Effigies. Si no fuera por Sham 69, Cockney Rejects, The Business o The Last Resort, probablemente no habría escuchado tanta música de la clase obrera y descubierto las bandas skinheads americanas“.

Precisamente, en los últimos años de la década de los 80s, hubo un sector de los skinheads de la zona de Nueva York que evolucionó hacia posiciones de extrema derecha, Craig Flanigan, que además de miembro del grupo de queercore God Is My Co-Pilot, también fue uno de los fundadores de New York City SHARP, explica en Punk in NYC’s Lower East Side 1981-1991 cómo sucedió. “Hubo mucha gente que adoptó la forma británica de vestirse y la música, ya que encajaba muy bien con el Nueva York de primeros 80s. Algunos fueron reclutados por skinheads del área de Detroit y Chicago, que eran grupos de extrema derecha con un soporte económico detrás. Todos aquellos a los que conocía dijeron que el dinero era del Klan, pero quién demonios lo sabe realmente, sin embargo, tenían dinero para volar a Nueva York para politizar a los skinheads hacia la derecha“, explica. La respuesta fue el nacimiento de SHARP en las calles de Nueva York. 


Autor: Charlie Condenado


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.