“Ghost Town” de The Specials: El sonido de una revuelta

Ghost Town” no es una canción más del repertorio de The Specials. Un tema compuesto por Jerry Dammers que fue el segundo número 1 que la banda de Coventry cosechó en la lista de singles del Reino Unido. El primero fue a principios de 1981, en enero la banda lanzó el EP Too Much Too Young, editado bajo el nombre de The Specials AKA. La canción que da título al EP, que está inspirada en “Birth Control” by Lloyd Charmers, alcanzó el primer puesto a mediados de febrero. Sin embargo, mucha más repercusión tuvo su segundo número 1: “Ghost Town“.

Una canción que de manera casual fue editada como single en un momento de alta conflictividad social y alcanzó el top en la misma semana que comenzaron unos importantes disturbios en los inner-cities (NdR: barrios deprimidos poblados mayoritariamente por inmigrantes) a lo largo del Reino Unido. Una composición en la que Dammers quiso reflejar todo el desencanto que había en el país así como la falta de futuro cuando el número de desempleados superaba la barrera de los 2,5 millones, durante el primer mandato de Margaret Thatcher, como bien reflejaron Angelic Upstarts en “Two Million Voices“.

El país se estaba desmoronando. Viajabas de ciudad en ciudad y lo que estaba sucediendo era terrible. En Liverpool, todas las tiendas estaban cerradas. Margaret Thatcher aparentemente se había vuelto loca, estaba cerrando todas las industrias, arrojando a millones de personas a la oficina de desempleo. En realidad, podríamos verlo en nuestras giras. Podías ver la frustración y la ira en la audiencia. En Glasgow, había viejecillas en las calles que vendían todos sus artículos de la casa, sus tazas y platos. Era increíble. Estaba claro que algo estaba muy, muy mal“, reflexionaba Dammers en un artículo publicado por The Guardian en marzo de 2002.

1981 fue un año de gran conflictividad social en el Reino Unido. Especialmente contra la figura de Margaret Thatcher. La Dama de Hierro había accedido al poder en 1979 y las recetas firmadas por Milton Friedman y la Escuela de Chicago no habían hecho otra cosa que agudizar la crisis que padecía el país desde la década de los años 70. Muchos grupos reaccionaron ante la situación.

Las altas cuotas de desempleo, una tasa de inflación superior al 10%, la Guerra de las Malvinas, que se desencadenó en 1982; las tensiones raciales que se vivían en los inner-cities o las protestas de los mineros convirtieron a Thatcher en el Primer Ministro peor valorado desde la II Guerra Mundial. Y también llegaron reacciones desde el mundo de la música como, por ejemplo, en el gran éxito de The Jam: “A Town Called Malice“, donde Paul Weller escribió:

It’s enough to make you stop believing when tears come fast and furious in a Town Called Malice – The Jam – “A Town Called Malice”.

Angelic Upstarts, The Jam, Chelsea o Sham 69 fueron algunos de los que alzaron su voz en contra de las políticas economicosociales de la Dama de Hierro. No lograron ningún cambio. Sin embargo, estas composiciones llegaron como reacción a una situación mientras que “Ghost Town” de The Specials salió al mercado en el momento justo. En el instante que una revuelta se estaba gestando en todos esos barrios de inmigrantes pobres y desempleados de las ciudades británicas.

En barrios como Brixton, en Londres, donde se vivió el primer episodio que anticipó una espiral de violencia que iba a sacudir UK durante las primeras semanas de julio. De Brixton a Handsworth, en Birmingham; Chapeltown, en Leeds; Toxteth, en Liverpool; Moss Side, en Manchester; o Southall, en Londres y que veremos más detalladamente la próxima semana. Posteriormente, otras ciudades como Leicester, Edinburgh, Bristol, Bedfrod, Gloucester o Halifax también sufrieron disturbios durante el verano de 1981.

Brixton fue el inicio

El primer episodio de violencia colectiva se vivió en las calles del barrio londinense de Brixton. Como ya os contamos en White Riot” de The Clash, las relaciones de los agentes de la ley y el orden con los inmigrantes no eran muy buenas ni en la capital del Imperio ni en el resto del país. A las tensiones habituales entre los blancos ingleses y los inmigrantes, tanto asiáticos como antillanos, se les unía la presión del desempleo y diversos sucesos que fueron elevando la tensión social. Uno de ellos ocurrió el 18 de enero de 1981 en Londres, cuando 13 jóvenes negros murieron en el New Cross Fire. La policía rápidamente desestimó un motivo racial por el aparentemente incendio provocado y la comunidad local de color quedó consternada por la indiferencia mostrada en la prensa hacia las muertes.

Las altas tasas de desempleo, en tan sólo 12 meses entre 1980 y 1981 se pasó de 1,5 a 2,5 millones de parados, fomentaron un discurso racista y contrario a los inmigrantes, pero no sólo en organizaciones de ultraderecha como el National Front o The British Movement. Por ejemplo, el unionista del Ulster y respetado varón del Partido Conservador, Enoch Powell, advirtió sobre una “guerra civil racial” que se aproximaba. Sin embargo, los datos estaban en su contra. En ese mismo periodo de tiempo, el desempleo entre los inmigrantes creció un 82%. Pero a quién diablos le interesan los datos cuando se avecina un linchamiento.

Durante los disturbios de abril de 1981 en Brixton, 299 policías resultaron heridos y, al menos, 65 civiles. 61 vehículos privados y 56 vehículos de la policía fueron dañados o destruidos. Se realizaron 82 detenciones.

Durante los meses de marzo y abril de 1981, la Policía Metropolitana de Londres puso en marcha la Operation Swamp 81, una campaña  contra el robo y los asaltos en la calle, en la que se apicó estrictamente la Ley de Sospechosos (Sus Law). En Brixton, durante sólo seis días, 120 policías registraron a 943 personas, mayoritariamente jóvenes negros. La policía justificó su actuación en las estadísticas que mostraban que mientras los robos callejeros habían aumentado un 38% en Londres entre 1976-80; en Brixton habían aumentado un 138%.

Los primeros disturbios en Londres se dieron entre el 10 y el 12 de abril, anticipando los que alcanzarían a más de una docena de ciudades del país durante el verano de 1981. Unos disturbios que quisieron venderse como una cuestión racial, pero que para algunos sociólogos no se debieron a eso ya que tanto negros como blancos atacaron a las fuerzas de seguridad. La ira se focalizó sobre la policía porque ésta era “un símbolo de la autoridad blanca, del racismo estatal y la criminalización de las comunidades negras“.

Durante los disturbios de Brixton, 299 policías resultaron heridos y, al menos, 65 civiles. 61 vehículos privados y 56 vehículos de la policía fueron dañados o destruidos. 28 locales fueron quemados y otros 117 dañados y saqueados. Se realizaron 82 detenciones mientras que los informes policiales sugieren que hasta 5.000 personas participaron en la revuelta.

Las raíces de “Ghost Town”

Ghost Town” fue editado como EP de tres canciones en junio de 1981, sin embargo, su gestación comienza antes. En 1978, con The Specials haciendo su primer gran tour por el Reino Unido, en un concierto junto a The Clash y Sham 69 vivieron en sus carnes la nueva estrategia empleada por el National Front. Muchos de sus simpatizantes tenían como misión infiltrarse entre hooligans y skinheads no sólo para reclutar nuevos miembros, también para causar todo el caos posible. Una banda multicultural como The Specials empezó a sufrir la violencia ultraderechista en sus conciertos.

Era obvio que un resurgimiento de los movimientos mod y skinhead estaba por venir y yo estaba tratando de encontrar una manera de asegurar que no siguiera el camino del National Front o del British Movement. Vi el punk como un chiste de la música rock, como la música rock suicidándose, y fue genial y muy divertido, pero no podía creer que la gente lo tomase como un serio género musical. Parecía ser un poco más saludable tener un tipo de música británica que integrase, en lugar de gente blanca tocando rock y gente negra tocando su música. El ska era una integración de los dos “, explica Dammers.

Lynval Golding, de The Specials, fue herido durante un ataque racista en el sur de Londres. Estos sucesos dieron lugar a la composición de “Why?”, canción que figura en la cara B del single de Ghost Town

The Specials significaron esta multiculturalidad. Una banda de chicos blancos y negros tocando música ska jamaicana con algunos toques de pop o new wave. Sin embargo, sus conciertos empezaron a atraer a simpatizantes de la ultraderecha, que acudían para reventar las actuaciones de la banda de Coventry. En uno de estos episodios de violencia racista desatada, Lynval Golding fue herido en un ataque recibido en un barrio del sur de Londres.

Estos sucesos dieron lugar a la composición de “Why?“, canción que figura en la cara B del single Ghost Town junto a “Friday Night, Saturday Morning“, una composición de Terry Hall relativa a una noche de fiesta. En “Ghost Town“, Neville Staple dice “too much fighting on the dance floor“, en clara referencia a la violencia que había en los conciertos de The Specials y de otras muchas bandas como ya os contamos en el caso de ‘Cockney Rejects y el concierto más sangriento de la historia‘.

Si por un lado The Specials vivían de primera mano los problemas del racismo y del auge de los movimientos de ultraderecha, los económicos no les eran ajenos. La ciudad de Coventry también notaba la crisis y su industria prácticamente había desaparecido a principios de los 80s. Era una de las ciudades del Reino Unido con mayor tasa de desempleo. De hecho, John Bradbury, batería de la banda, explica que “cuando pienso en “Ghost Town”, pienso en Coventry“. “Vi cómo Coventry evolucionaba de una ciudad próspera, a mi familia le iba muy bien, hasta el colapso de la industria y cómo la vida familiar tocó fondo. Su economía está destruida y, para mí, eso es lo que es “Ghost Town”“, reflexionó a The Guardian.

El final está cerca

Pero no sólo las dificultades económicas, la decadencia industrial y los disturbios raciales impregnaron a “Ghost Town” de paranoia y tensión. En el momento en que fue grabado, The Specials también estaban al borde del colapso. Después de su aparición en Top of the Pops para promover el single, los vocalistas Terry Hall y Neville Staple se marcharon del grupo junto con Golding. “Ghost Town fue un mal momento para los miembros de la banda“, recuerda Bradbury.

 “Todo el mundo estaba en diferentes partes de esta enorme sala con su equipo, nadie hablando”, recuerda Panter sobre la grabación. “Jerry salió disparado un par de veces virtualmente en lágrimas y fui tras él, “Cálmate, cálmate”, era un infierno estar cerca“, certifica. Golding explicó la marcha porque “no nos hablamos con el resto de la bandag, ni siquiera podíamos quedarnos en el mismo camerino. Ni siquiera podíamos mirarnos el uno al otro. Dejamos de comunicarnos”.

Las tensiones internas terminaron de manifestar durante la grabación de esta canción. Dammers había estado componiendo “Ghost Town” durante un año. “Ghost Town no era una sesión de improvisación gratuita. Cada pedacito estaba elaborado y compuesto, todas las partes diferentes, yo había estado trabajando en él por lo menos un año, probando cada acorde. Era una combinación del primer y el segundo álbum, la historia completa de la banda en una canción“.

Sin embargo, una vez que fue publicada como single el 12 de junio de 1981, la canción tomó un inesperado nuevo significado. Los disturbios de abril en Brixton y el asesinato de un adolescente de Coventry, llamado Satnam Singh Gill, en un ataque racista, provocaron que The Specials anunciaran un concierto en su ciudad natal para promover la unidad racial el mismo día de la publicación del single. El National Front organizó una marcha en la zona el mismo día, lo que provocó que el lugar sólo se llenase por la mitad ante el miedo a un ataque de los seguidores del NF. La  tensión iba en aumento, no sólo en Coventry.

En la mañana del 10 de julio, “Ghost Town” se convertía en el número 1 en la lista de singles del Reino Unido. Entre el 3 y el 11 de julio, el país vivió una oleada de disturbios y revueltas que en su escalada contaban como banda sonora inesperada esta melancólica y depresiva canción de The Specials. Curiosamente, “Ghost Town” llegaba al mercado reflejando una realidad social justo en el momento en el que ésta estallaba. Una de las primeras veces que una composición pop llegaba al mismo tiempo que los sucesos sociales, cuando lo habitual es tratar los hechos una vez que ocurren. La banda de Conventry se anticipó, aunque para su desgracia.

En ese mismo día, el 10 de julio de 1981, en el barrio de Handsworth, en la ciudad de Birmingham, los disturbios empezaron tras el arresto de un hombre cerca de la cafetería de Acapulco, unido a un registro policial en Villa Cross. Cientos de personas atacaron la policía, saquearon y destrozaron, e incluso dispararon bombas incendiarias. Fue el primero de los diversos sucesos que sacudieron el país durante los días siguientes.


Autor: Charlie Condenado


This town (town) is coming like a ghost town
All the clubs have been closed down
This place (town) is coming like a ghost town
Bands won’t play no more
Too much fighting on the dance floor

Do you remember the good old days before the ghost town?
We danced and sang, and the music played in a de boomtown

This town (town) is coming like a ghost town
Why must the youth fight against themselves?
Government leaving the youth on the shelf
This place (town) is coming like a ghost town
No job to be found in this country
Can’t go on no more
The people getting angry

This town is coming like a ghost town
This town is coming like a ghost town
This town is coming like a ghost town
This town is coming like a ghost town

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s